Una amiga, la mejor amiga...

Cuando una mujer lleva dentro de si todo el amor de mundo, es sin duda un tesoro, una joya única.

Cuando una mujer tiene el valor de enfrentar al que ama para sacarlo de un error o capaz de renunciar sin dolor a lo que le pertenece por que tu lo necesitas más, es sin duda una persona honesta

Cuando aquella mujer sabe dividir en partes exactas todas sus virtudes haciéndolas alcanzar para todos, si es capaz de pelear tus batallas aun cuando ya van perdidas, es sin duda una mujer justa.

Si una mujer extiende su mano generosa hacia ti sin preguntar o esperar algo a cambio, si es capaz de sostener tu llanto o compartir tu risa, aparecer en tus tribulaciones para disipar tus tristezas, escuchar sin emitir juicios, aconsejar lo que es conveniente, ponerse entre el dolor y tu, es sin duda, una gran amiga.

Si Dios pone en tu camino un ser maravilloso con todas estas virtudes
Agradécele, ha enviado un ángel a tu vida


Dios me regaló algunos ángeles...


¡¡¡Gracias, mis brujis, por ser mis amigas!!!






Con amor para mis amigas

Ellas, las que puedo contar con mi mano derecha

Mis ángeles...




Carolina González Velásquez
Escritora


No hay comentarios: